Democracia y grandes fortunas: incompatibles (2ª Parte)

Raventos

-Daniel RAVENTOS.– Doctor en Economía y Prof. Univ. de Barcelona

-Continuación.-

-La propuesta que es nueva, aunque relativamente porque hace ya algunos años que se está investigando y se ha puesto en práctica de forma experimental en varios lugares del mundo, es la renta básica.

“Una asignación monetaria a toda la población completamente incondicional.”

-¿Cuáles son las mayores diferencias entre la propuesta tradicional y la nueva? A la primera me referiré como P.T y a la segunda como R.B.

-La P.T, sea cual sea la variante en otros aspectos que pueda tener (no es lo mismo una renta mínima de inserción en la comunidad murciana que la más generosa de la comunidad autónoma vasca, por ejemplo), es un subsidio condicionado y eso quiere decir que se deben cumplir una serie de condiciones para tener acceso. En las elecciones del 20-D partidos como Podemos o Ciudadanos o PSOE, con algunas diferencias entre sus respectivas propuestas, presentaron en sus programas electorales ejemplos de lo que he llamado PT.(Propuestas Tradicionales)

-La condicionalidad supone unos costes administrativos muy altos en proporción al presupuesto general de la PT. En cambio, la R.B. representa una simplificación administrativa envidiable como hasta algunos de sus críticos han venido a reconocer. Resulta obvio que esta característica de la RB, la ausencia casi absoluta de costes administrativos, puede ser de vital importancia en la perspectiva de una efectiva racionalización de las políticas sociales y las políticas fiscales.

-La RB se garantiza ex-ante, la PT, en caso de poder tener acceso, ex-post. Esta característica convierte la RB en una medida esencialmente preventiva de la exclusión. Sobre la PT, por razones evidentes, no se puede afirmar lo mismo.

-La RB permite eludir las llamadas trampas de la pobreza y del paro. Estas trampas aparecen debido a que las cantidades monetarias de los subsidios condicionados, como es el caso de la PT, no son acumulativas (con esto se quiere señalar que son subsidios complementarios a una renta ya existente y hasta un umbral establecido). De ahí la inexistencia de estímulos muy elevados para aceptar empleos que suponen la pérdida de la PT. Hay propuestas condicionadas que, constatando este grave defecto, intentan poner algún tipo de paliativo. A diferencia de la PT, la RB no constituye un techo, sino que define sólo un nivel básico, a partir del cual las personas pueden acumular cualquier otro ingreso.Además, la RB podría ser en muchos casos un estímulo para desarrollar trabajos remunerados, mientras que los subsidios condicionados no sólo no suponen este incentivo sino que representan todo lo contrario.

-La RB por no estar condicionada, la recibiría toda la población, como queda dicho. Y se puede financiar perfectamente. Esta característica tan distintiva de esta propuesta ha supuesto que algunas personas hayan expresado su desacuerdo con que también la reciban los ricos. Si se entiende sensatamente que tan importante es la cantidad de la RB como la forma de financiarla, se abandona este error. Que todo el mundo reciba la RB no quiere decir que todo el mundo gane como el avance del estudio de financiación de una RB para el conjunto del Reino de España a partir de casi dos millones de IRPFs muestra con meridiana claridad. Para concretar más, se trataría de una redistribución de la riqueza del 20% más rico al 80% restante, resultando un índice de Gini que pasaría de ser uno de los más desigualitarios de la UE ….a uno de los más igualitarios.

-Una consideración comparativa adicional. Si bien en condiciones de crisis y de paro masivo como en la actualidad esta razón queda debilitada, la RENTA BÁSICA permite evitar los daños psicológicos y morales vinculados a la estigmatización social del perceptor de un subsidio condicionado.(Pobre y ademas debe demostrarlo ante las instituciones)

La RB no es sólo una medida contra la pobreza, es una propuesta que pretende ser parte integrante de una diferente configuración política de los mercados. También esta propuesta quiere dotar de existencia material a la población para hacer posible la libertad efectiva de todos los miembros de la sociedad.

“Porque sin la existencia social garantizada no hay libertad.”

A lo largo de los días 12 y 13 de febrero se realizará en la ciudad de Badalona el XV simposio de la Renta Básica con el título de “El derecho a la existencia en la revolución democrática: la renta básica a debate”. En este simposio se discutirán muchos de los aspectos aquí enumerados y aún otros que no se han tratado.

 

 

Fuente y artículo completo en http://www.aragon.attac.es/2016/02/05/democracia-y-grandes-fortunas-incompatibles/?utm_source=dlvr.it&utm_medium=facebook

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s